¿Qué entendemos por embudo de ventas?

Conozcamos los 3 niveles que podemos encontrar en el embudo de ventas o de conversión

Begoña Martinez
#Seo

¿Qué entendemos por embudo de ventas?

El embudo de ventas o de conversión (funnel) es el término utilizado en marketing para describir el proceso que una persona recorre desde que entra en nuestro portal web o e-commerce hasta que compra nuestro producto o servicio, lo que llamamos conversión.
Si partimos de la base que realizamos un buen trabajo de visibilidad del sitio, podemos pensar que sólo hay que esperar a obtener más visitas, pero con esto no es suficiente; que visiten tu e-commerce no significa necesariamente que compren… de hecho la mayor parte de usuarios que por primera vez entren en tu web se irán sin comprar. ¡Pero es normal! No puedes gustar a todo el mundo, y aquí es donde entra en juego nuestro trabajo, conseguir que el mayor número posible de ellos acabe decidido a comprar nuestro producto o servicio… en otras palabras, ¡de enamorarlo!
 

¿Y cómo lo hacemos? ¿Qué tenemos que crear dentro de este embudo para que el máximo de personas que entren en nuestro portal acaben comprando nuestro producto?

Vamos a separar el embudo en tres niveles, en la parte más ancha encontramos el primer contacto, todas aquellas estrategias de marketing con el objetivo de darnos a conocer: publicar y compartir en las redes sociales, publicidad en Facebook, posicionamiento orgánico SEO, adWords de Google…
El segundo nivel del embudo, donde empieza a estrecharse, además de darnos a conocer y aparecer más o menos posicionados en los buscadores, necesitamos que los usuarios se sientan suficientemente interesados como para darnos su e-mail a través de una subscripción de newsletter, para participar en concursos o sorteos… Podemos ofrecer e-books con contenidos específicos de interés.
Es en el último nivel dónde la persona pasa del interés al deseo de obtener el producto, por ello es de vital importancia nutrir bien los contenidos, saber personalizar cada contacto interesado, en definitiva ponerse en la piel de nuestro cliente potencial… Podemos ofrecer cursos o muestras, ejemplos de éxito, cupones de descuento... intenta conocer qué desea y de qué duda ¡y actúa dándole una respuesta!
Para finalizar no podemos olvidar la claridad en todo aquello que hacemos. La persona que busca tu producto, no quiere ser engañado… quiere solucionar un problema u obtener aquello que más desea. Ofrece aquello que realmente tienes o puedes ofrecer, la claridad y la honestidad jugarán siempre a tu favor.

Begoña Martinez Copy & SMM